jueves, 7 de julio de 2011

Honduras tiene selección femenina… pero no tiene Liga

Por: Josué Castro

TEGUCIGALPA.-

Mientras en Alemania, se está demostrando que las mujeres no tienen nada que envidiarle a los hombres a la hora de jugar fútbol, en Honduras, el sueño de varias jóvenes deseosas de demostrar su amor por el balón, aún se tropieza con la indiferencia y el machismo, al punto que pese a ser las escogidas para defender los colores nacionales, no cuentan siquiera con la ropa deportiva adecuada para los entrenamientos.

El próximo mes de agosto inicia la eliminatoria femenina Sub-20.

Las mismas cosas que sobran, en cualquier otra selección menor o mayor masculina, en la femenina brillan por su ausencia. No obstante, al momento de entrar en competencia siempre se les exige el máximo y son motivo de crítica, cuando caen derrotadas, ante rivales que a diferencia de ellas, sí cuentan con el apoyo de sus federaciones.

Sin embargo, las guerreras del seleccionador José Romero, se hacen fuertes ante la adversidad y no renuncian a su sueño de triunfar en el mundo del fútbol, y se mantienen decididas a demostrar que tienen talento, y así enterrar en el pasado, los ridículos que ha sufrido el balompié hondureño a nivel femenino, ya que de momento, el ranking de Concacaf indica que Honduras sólo supera a Belice, eso pese a que se presume de ser un país futbolero.

A reescribir la historia

No obstante, la actualidad de la selección femenina ofrece nuevos brillos, que invitan a pensar en un mejor porvenir, como ser la inclusión de un preparador físico, (Henry Oliva), quien ha llegado a pulir las condiciones atléticas de las “catrachas”, que dentro de un mes buscarán cambiar la historia y clasificar por primera vez a un Pre-mundial, última parada al Mundial de Canadá 2015.

Pero para ello deberán imponerse a las dos selecciones más fuertes de Centroamérica: Costa Rica y Guatemala, en una triangular a disputarse en Comayagua, del 16 al 20 de agosto del presente año.

Para afrontar esa dura eliminatoria, la bicolor, se ha preparado durante tres meses, en los que se ha reunido a un plantel de 32 jugadoras, pero sólo entrenan juntas, los fines de semana cuando se concentran en Siguatepeque.

Profesionalización

Conscientes que no será nada fácil vencer a las “ticas” y guatemaltecas, el cuerpo técnico que comanda Romero, está en la búsqueda de fogueos y los rivales que se perfilan son El Salvador y Nicaragua, además de algunos partidos a nivel local.

La Fenafuth, en su afán de mejorar el perfil del seleccionado femenil, ha nombrado a la licenciada Helga Chávez, coordinadora del Fútbol Femenino, y entre sus logros, se destaca el nombramiento de un cuerpo técnico exclusivo para esta selección.

Henry Oliva ha sido nombrado preparador físico de la selección.

Una de las actividades más destacables, es la constante actividad de centros pilotos a lo largo y ancho del país, lo que permite que las presentes y futuras seleccionadas lleguen con un mejor nivel técnico y físico a la bicolor, lo que poco a poco está profesionalizando a esta disciplina.

A lo anterior se suma el Programa de Casa Talentos, que se realiza mensualmente en las principales ciudades del país, con estas actividades se empieza a justificar el 15 por ciento del presupuesto con que cuenta la Fenafuth, que al igual que el resto de las federaciones mundiales recibe apoyo económico de la FIFA, precisamente para estos fines.

Historia del fútbol femenino

La mujer ha sido importante en el desarrollo y evolución del fútbol hasta nuestros días. Las primeras evidencias datan de los tiempos de la dinastía en el que se jugaba una variante antigua del juego llamada Tsu Chu.

Existen otros deportes que indican que en el siglo XII, era usual que las mujeres jugarán partidos de pelota, especialmente en Francia y Escocia. En 1863, se definieron normas para evitar la violencia en el juego con tal de que fuera socialmente aceptable para las mujeres. En 1892, en la ciudad de Glasgow, Escocia, se registró el primer partido de fútbol entre mujeres.

El documento más conocido acerca de los comienzos del fútbol femenino data de 1894, cuando Nettie Honeyball, una activista de los derechos de la mujer, fundó el primer club deportivo denominado British Ladies Football Club. Honeyball, convencida de su causa declaró que con esto quería demostrar que la mujer podía lograr emanciparse y tener un lugar importante en la sociedad que por entonces excluía a muchas mujeres.

La Primera Guerra Mundial fue clave en la masificación del fútbol femenino en Inglaterra. Debido a que muchos hombres salieron al campo de batalla, la mujer se introdujo masivamente en la fuerza laboral. Muchas fábricas tenían sus propios equipos de fútbol que hasta ese entonces eran privilegio de los varones.

Los fines de semana, la bicolor se concentra en Siguatepeque.

El más exitoso de estos equipos fue el Dick, Kerr’s Ladies de Preston, Inglaterra. Dicho club fue exitoso, alcanzando resultados como el de un partido contra un equipo escocés en el que ganaron por 22-0.

Sin embargo, al fin de la guerra, la FA no reconoció al fútbol femenino a pesar del éxito de popularidad que alcanzó. Esto llevó a la formación de la English Ladies Football Association cuyos inicios fueron difíciles debido al boicot de la FA que los llevó incluso a jugar en canchas de Rugby y a otras no afiliadas a la FA.

Tras la Copa Mundial de Fútbol de 1966, el interés de las aficionadas creció a tal punto que la FA decidió reincorporarlas en 1969 tras la creación de la rama femenina de la FA. En 1971, la UEFA encargó a sus respectivos asociados la gestión y fomento del fútbol femenino hecho que se consolidó en los siguientes años. Así, países como Italia, Estados Unidos o Japón tienen ligas profesionales competitivas cuya popularidad no envidia a la alcanzada por sus símiles masculinos.

REACCIONES

Hay más apoyo

Alba Romero, mediocampista, club UNAH: “Nosotras amamos jugar fútbol y poder representar al país es un enorme honor, pero un gran compromiso, por lo que esperamos contar siempre con el respaldo de la federación, por el momento hay más apoyo”.

Hemos mejorado

Marcela Pineda, mediocampista, club Universidad SPS: “Como pueden ver hay muchas cosas por cambiar, entrenamos duro, para llegar bien a la eliminatoria, ya no somos ingenuas para jugar hemos mejorado”.

Soñamos con el mundial

María Antúnez, delantera, club Universidad de Mercyhurct Pensilvania, EE.UU.: “Somos conscientes, que hay otras selecciones que nos llevan mucha ventaja, pero estamos trabajando muy fuerte para mejorar en todo y algún día cumplir nuestro sueño, soñamos con el mundial”.

Podemos ganar la eliminatoria

Ariel Greene, guardameta, club International School: “Todas estamos muy emocionadas, es un gran honor representar al país, es un deporte que nos apasiona y queremos demostrar en la cancha que nosotras también podemos jugar bien”.

Luchamos por un sueño

Fanny Pavón: “Sabemos que el fútbol femenino todavía no alcanza en nuestro país la popularidad que de verdad se merece, pero eso no nos impedirá que sigamos luchando por un sueño, que es llegar al mundial”.

FUENTE Y FOTOS : www.latribuna.hn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada